NI UNA GOTA DE SANGRE

Un científico de Phoenix, Arizona, quería probar una teoría. Necesitaba un voluntario que llegase hasta las últimas consecuencias. Por fin lo encontró, era un condenado a muerte que sería ejecutado en la silla eléctrica, en la penitenciaria de St. Louis en el estado de Missouri.

El científico le propuso al condenado, lo siguiente: él participaría de un experimento científico que consistía en hacerse un pequeño corte en el pulso, con el propósito de que su sangre fuera goteando lentamente hasta la última gota. Le explicó que tenía mínimas probabilidades de sobrevivir, pero que de todas formas, su muerte sería sin sufrimiento, ni dolor; ni siquiera se daría cuenta.

El condenado aceptó, porque morir de esta manera, era preferible a morir en la silla eléctrica. Lo colocaron en una camilla y ataron su cuerpo para que no pudiera moverse. A continuación le hicieron un pequeño corte en la muñeca y colocaron debajo de su brazo una pequeña vasija de aluminio.

El corte fue superficial, sólo sus primeras capas de piel, pero fue lo suficiente para que él creyera que realmente le habían cortado las venas. Debajo de la cama, fue colocado un frasco de suero con una pequeña válvula que regulaba el paso del líquido, en forma de gotas que caían en la vasija. El condenado, podía oír el goteo y contaba cada gota de lo que creía era su sangre.

El científico, sin que el condenado lo viera, iba cerrando la válvula, para que el goteo disminuyera, con la intención de que pensara que su sangre se iba terminando.

Con el pasar de los minutos su semblante fue perdiendo color, su ritmo cardíaco se aceleraba y le hacía perder aire a sus pulmones. Cuando la desesperación llego a su punto máximo, el científico cerró por completo la válvula y entonces el condenado tuvo un paro cardíaco y murió.

El científico consiguió probar que la mente humana cumple estrictamente todo lo que percibe y que el individuo lo acepta, sea positivo o negativo, actuando sobre toda nuestra parte psíquica y orgánica.

Esta historia, nos deja una enseñanza muy interesante. El científico le dio a ese hombre una posibilidad de vida, pero el condenado al parecer, la desaprovechó.
Muchas veces en nuestra vida se nos presentan problemas que parecen ser desastrosos. Posiblemente haya alguien que nos diga que hay una pequeña o ínfima posibilidad de revertir dicha situación, pero nosotros decidimos creer sólo lo que somos capaces de percibir e imaginar.

Muchas veces cuando creemos que podemos estamos en lo correcto, pero cuando pensamos que no podemos también estamos en lo correcto. Todo depende de cómo vemos las cosas.

Siempre he pensado que la mente no tiene límites cuando se engaña ella misma. Peor aun cuando no entiende las cosas y fabrica lo que puede para entender, como cuando vemos cosas que las tomamos como sobrenaturales pero que en realidad no lo son.

Cuando una idea entra en una mente débil y se apodera de esta mente, es cuando el fanatismo nace. Y el fanatismo es algo radical y peligroso. El fanatismo deportivo y peor aún el fanatismo religioso que cree que hacen bien con ponerse bombas y matar gente inocente.

Recuerden, el poder de la mente no tiene límites.

Anuncios

Carta para ti… Eres mi más hermoso sueño hecho realidad.

Hubo un momento gris y turbio en mi vida en el cual creía que había sido enviada equívocamente a este mundo de ingratos,  mundo en el cual yo estaba fielmente destinada a equivocarme una y otra vez en las más terribles decisiones jamás tomadas antes de mi; pero entonces un día cualquiera ese cielo turbio y tormentoso se volvió azul clarito y tuve un motivo fuerte para sonreír y creer en aquella magia que se había perdido tras  las noches llenas de insomnio y los silencios eternos sin respuesta alguna.

Quería todo lo que siempre desde niña había soñado, quería el romance, las sonrisas, quería eso que ciertamente no existía, pero que era hermoso imaginarlo, y mientras duraba en mi mente aquella fantasía, el vino de mi copa se humedecía, las estrellas de mi noche se ausentaban.

Eran largas caminatas mentales donde subsistía en una realidad alterna a la cual podía huir ocasionalmente cuando el mundo real me lo permitía, era feliz de una manera en que yo solo lo entendería y si podía solo  escapar de vez en cuando a lo más recóndito de mí, sabría que podía subsistir en cualquier realidad.

Cuando quise escribirte, no sabía por dónde empezar o cómo iniciaría este pequeño y holgazán escrito, por qué para empezar es tan intenso lo que quiero decirte que me quedo corta en palabras, pero he llegado a la conclusión de que es tan hermoso que vale la pena recordártelo.

Usted me devolvió el polo a tierra que necesitaba, me hizo querer estar aquí cada noche, cada día, me hizo abrir los ojos en la realidad más dulce que puede haber existido en este universo, usted me curo cuando pensé que mis daños, mis heridas, mis miedos, mis demonios, todo en mi,  estaba tan mal que ya nadie querría quererme o si quiera intentarlo, cuando todos me observaban bajo reflector, mientras caminaba con mi vestido negro y medias a malla, pero nadie, absolutamente nadie quería acercarse a preguntar, a conocer, a hablarme, estaba sola, sola rodeada de un montón de personas que esperaban verme caer… Pero entre toda esa muchedumbre, la luz aguardaba al final del camino y se abrió paso hacia mi, regalándome la sonrisa más sincera, desinteresada, torpe que había visto en muchísimo tiempo.

Me llevaste a caminar por los mismos lugares que ya había recorrido, pero todo era tan diferente, una luz emanaba desde los adentros de tu pecho, trayendo la primavera más hermosa que mis ojos hayan visto, y eso que llovía aquella noche, y los sonidos de la lluvia danzaban alrededor de tu cálida voz, tu sonrisa sanaba en mi pecho aquellas viejas heridas que resguardé con recelo durante tanto tiempo, y con ellas se fue todo el rencor,  el resentimiento, la ira; volvía a nacer , volvía a vivir.

Ya no tenía porqué escapar a un mundo alterno, quería estar aquí para  verte dormir cada noche y despertar cada mañana, quería observar detenidamente aquel cielo azul celeste, y verlo anochecer con las estrellas que despertaban en tu mirada, en cada pestaña de la infinidad de tus ojos.

No sé si logres comprenderme, me hiciste la vida más dulce, todo lo que quise, todo lo que quiero eres tú.

Y es que mis copas de vino y mis tardes de tequila, mis domingos de cobijas y mis mañanas de café ya van acompañas de toda fantasía que una vez creí imposible, todo con usted tiene magia, esa que dicen que ya no existe; mi mano va firmemente sujetada a la suya,  y no importa si el mundo allá afuera se derrumba, en su pecho siempre me sentiré segura.

Llevo tu corazón conmigo

Llevo tu corazón conmigo
lo llevo en mi corazón

Nunca estoy sin él
allá donde voy,
vas tu, querida
y todo aquello hecho solo por mi
lo haces tú, mi amada

No temo al destino
porque tú eres mi destino, mi Amor
no quiero ningún mundo
pues hermosa, tú eres mi mundo, mi fiel

He aquí el mayor secreto que nadie conoce
he aquí la raíz de la raíz
y el brote del brote
y el cielo del cielo
de un árbol llamado vida
que crece más de lo que
el alma puede esperar o la mente ocultar
es la maravilla que mantiene las estrellas separadas

Llevo tu corazón
lo llevo en mi corazón

Edward Estlin Cummings

CON CARIÑO, ALEX.

Querida Rosie, no puedo creerlo. Aquí estoy por fin caminando por la costa mediterránea. Perdí la cuenta de los años que he esperado este momento. De alguna manera la vida se interpuso. Y todo fue bueno, no me arrepiento ni un minuto pero olvidamos nuestros sueños bajo nuestras responsabilidades. Sé que tú también tienes los tuyos y que a veces debes sentir que se han ido para siempre. Pero estoy tan orgulloso de la mujer en la que te has convertido, Rosie y de la madre que has sido para Katie. Lo que una vez dije sobre ti sigue siendo verdad. Puedes conseguir cualquier cosa si realmente te lo propones. Así que, sigue persiguiendo tus sueños, ¿lo harás, cielo? Por mi bien, papá.

– ¿Cómo puede alguien simplemente dejar de existir?
– Quién carajo sabe.
– Al menos, hizo todo lo que quería. No olvidó sus sueños.

– ¿Eres feliz con él?
– No hay mucho de lo que esté segura en mi vida pero esta familia de alguna forma, haremos que funcione. Así que, supongo que la única palabra que responda a tu pregunta sería: ¡Sí!

“Rosie… Te mereces que alguien te ame con cada latido de su corazón. Alguien que siempre esté ahí por ti y que ame todo de ti, sobre todo tus defectos. Sé que Katie necesita a su padre. No quiero entrometerme. Así que si esto es un error simplemente ignóralo y te prometo que nunca lo volveré a mencionar. Greg no es hombre para ti, Rosie. Es la segunda vez que dejo que te me vayas de las manos. Deja de tener miedo y asume el riesgo. Sé que puedo hacerte feliz. Llámame si sientes lo mismo. Con cariño, Alex”.

Amantes a solas

No te imaginas con las ganas que me levanto en las mañanas cuando sé que te voy a ver Aúnque sea sólo por un instante es por esos momentos que pienso que la vida es bella

Y que no sólo son momentos de éxtasis animal en los cuales podemos disfrutar de el deseo de tenernos piel a piel ese momento de plena oscuridad donde la única luz es la de tus ojos reflejando la luna, hasta ella envidia nuestro momento

Sé que te gustan las cosas lindas y románticas que te escribo, al mismo tiempo te vuelve loca la forma de apoderarme de ti de tus besos de tocarte hasta que tu cuerpo no pueda ocultarlo, esa manera en la que tus piernas tiemblan involuntariamente cuando estoy entre ellas bebiendo cada lágrima que tu cuerpo ya no puede contener.

Amas esa manera en la que el cuarto es perfecto para hacer nuestro mundo y viajar por él, hacer el amor en cada estación en cada rincón de ese nuestro mundo sin importar el clima de cada una de nuestras paradas sentir tus nalgas frías sobre mí, calentarlas y subir hasta tus pechos hirviendo como volcán en erupción quedarme ahí mientras los movimientos de tu cuerpo hacen que nosotros terminemos sumergidos en las aguas de ese mar de gemidos y convulsiones para así despertar a tu lado y repetir la osadía de conquistarte otra vez y repetir la misma historia toda la vida y jamás tener ese ” título ”

Es mejor así disfrutarlo en secreto y caminar como novios ante la sociedad

Contratos de fotografía: todo lo que necesitas saber para hacerlos bien

Los contratos de fotografía son los grandes olvidados del negocio fotográfico.

Pocos fotógrafos utilizan a diario modelos de contratos fotográficospara sus trabajos.

Y es fácil que si usas alguno de los que se mueven por Internet no sean del todo correctos.

En este artículo y en el vídeo te comento las ideas principales que debes tener en cuenta para hacer tus propios modelos de contratos de servicios de fotográficos para que sean funcionales y correctos.

Además, en el final del artículo te puedes descargar un documento que contiene e textos juntos.

El contenido es el siguiente:

– un modelo de contrato de fotografía de boda neutro que tengo en mi ordenador desde no se sabe cuándo.

– el contrato de fotografía de bodaque yo siempre he usado con mis clientes.

– un contrato de boda que me han pasado hace pocos días. A este modelo le encuentro muchos fallos. He intercalado comentarios en las partes que no me gustan para que conozcas mis razones. También añado en algunos casos una propuesta de redacción alternativa.

– el modelo de hoja para cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos de España. Por si te sirve de ayuda para tu hacer la tuya o incorporar esas ideas a tus contratos de fotografía.

Espero que este artículo, el vídeo y los documentos adjuntos te aporten la información que necesitas para hacer o mejorar tus propios modelos de contrato de reportaje fotográfico.

1 – Contratos de Fotografía: el vídeo

Escucha el vídeo mientras haces tareas ligeras, organizas tu mesa o tomas un bocado.

Antes de que te des cuenta ya estarás listo para leer el resto del artículo. Ya sabes que el contenido no coincide totalmente.

2 – ¿Por qué necesitas contratos de fotografía?

Los contratos de servicios fotográficos establecen un marco regulador de las relaciones entre tu cliente y tú.

Te permite establecer, entre otras cosas:

1 – una lista de derechos y obligaciones

2 – unas consecuencias de penalización por el incumplimiento de las obligaciones

3 – una limitación a tu responsabilidad por culpa o negligencia

4 – un método de resolución de conflictos pactado

5 – algunas cláusulas que son de obligado cumplimiento en el ordenamiento jurídico de tu país o región.

Yo siempre digo que un contrato de fotografía te pone a salvo de clientes pendencieros.

Éstos, ante un contrato fotográfico, se lo piensan dos veces antes de apretarte las tuercas. Saben que sólo pueden moverse dentro del contrato y eso limita mucho sus deseos de bronca.

Yo siempre les digo a mis clientes cuando leen el contrato que sólo lo he escrito para defenderme de las personas malas.

Añado que como ellos son buenas personas no habrá necesidad de acudir a él.

Es una treta psicológica que me funciona.

Hay otra razón de peso para usar contratos de fotografía: tu propia imagen como profesional mejora con creces.

Si los usas de modo habitual tus clientes te verán como una persona más seria que se preocupa por hacer bien las cosas.

Ante una seriedad así es más complicado tener clientes molestos. Estás levantando un muro imaginario y estás subiendo peldaños en tu reputación.

Sólo eso ya hace que merezca la pena.

3 – Contratos de fotografía: elementos básicos imprescindibles

Todo contrato de fotografía debe de tener algunos elementos básicos que no pueden faltar.

En realidad muchas de estos elementos no puedes faltar en ningún contrato sea del tipo que sea. Pero en el mundo de la fotografía hay algunas consideraciones específicas que hay que observar con más atención.

1 – Datos de las partes

Es evidente que en todo contrato es imprescindible identificar a las partes contratantes.

En la fotografía profesional esto algunas veces puede ser complejo.

Si contratas con una empresa ésta es el cliente. Pero necesitarás añadir los datos de la persona o personas de contacto.

Si contratas con una pareja de novios para hacer un reportaje de boda necesitarás los datos de ambos.

Si haces fotos a un menor, el cliente son los padres y por eso tendrás sus datos. Al menos de uno de los padres. Pero también es conveniente para tu marketing tener los datos del menor y su fecha de nacimiento. Así sabrás cuando deja de ser menor y puedes acceder a él directamente sin autorización paterna.

2 – Descripción del trabajo

No puede haber contratación de servicio de fotografía sin que identifiques qué debes de hacer.

La descripción debe de ser lo más detallada que puedas.

Incluye todos los actos que tengas que hacer, todos los procesos y todas las gestiones.

Es bueno que añadas para cada fase la cantidad de tiempo que te llevará desarrollarla.

Básicamente el propósito de esto es valorizar tu trabajo. Si sólo describes “reportaje de fotografía de bautizo” sin más, no estás diciendo más que el resultado.

En realidad tu trabajo es mucho más elaborado.

Puedes añadir el tiempo de desplazamiento hasta el lugar en el que harás las fotos. La cantidad de tiempo haciendo fotos en ese lugar.

Los trabajos posteriores como descargar las fotos, seleccionarlas, hacer copias de seguridad, la postproducción de las fotos, etc.

Siempre indicando el tiempo total que te lleva cada fase.

De este modo, si en algún momento aparece alguna reclamación sobre tu trabajo o el precio, puedes acudir al contrato que para eso lo haces.

4 – Precio detallado

El precio es una de las partes más importante de tu servicio ya que es lo que te permite seguir en este negocio.

Pero es mejor que el precio lo pongas lo más detallado posible y desglosando qué parte del precio corresponde a cada cosa.

Si crees que en tu trabajo puede haber extras en un momento posterior no está de más que lo añadas como elementos opcionales.

¿Por qué? Pues por una sencilla razón, por precaución.

Te contaré una corta historia real que me pasó a mi.

Contraté una boda con una pareja de lo más divertida si simpática.

Todo fue a pedir de boca, genial.

Pasaron unos meses desde la boda.

INCISO: esta boda se realizó con negativo y en una época que era corriente que los novios compraran copias en 15X20 para sus familiares y amigos.

Vinieron a solicitar su pedido de segundas copias de 15X20. Era un pedido grande. Les dije el precio total de su pedido y se montó una gran bronca.

Ellos me juraban y repetían una y otra vez que yo les dije que el precio de esas copias era 200 pesetas y no las 500 pesetas que les quería cobrar.

No pude convencerles de que era total y abolutamente imposible que yo le diga a nadie un precio que jamás he usado. Yo nunca vendí ese tamaño a ese precio, nunca. De modo que no podría haberlo dicho ni por error.

Además hacía varios años que ese precio estaba congelado, sin modificaciones.

Me obligaron a bajar el precio bastante para no crear un problema mayor.

MORALEJA: si pones en tu contrato un anexo con precios de opciones u otros servicios adicionales jamás podrá nadie decirte que les dijiste que algo valía una tercera parte de lo que realmente cuesta.

¿Entiendes ahora por qué es tan importante que tengas un contrato para tus trabajos de fotografía?

5 – Medios y plazos de pago

Es lógico. Si pones el precio tendrás que indicar cómo y cuándo se paga.

Pero no sólo eso. Este apartado debe también servir para:

– poder establecer un pago por señal de reserva de fecha

– determinar los plazos de los pagos si es que hay varios

– las posibles penalizaciones por falta de pago. Puede llegarse incluso a la cancelación del contrato por falta de pago en el plazo establecido.

– los métodos de financiación si aportas ese tipo de servicio de modo directo o indirecto

Mi recomendación es que tomes siempre un pago en modo de señal y reserva de fecha.

Esta cantidad no puede ser ridícula porque facilitará que tus clientes más desconsiderados cancelen la cita o el reportaje ya que no les supone un gasto elevado.

Además a ti te supone un trastorno acordar una fecha para luego no hacer nada. Puedes perder trabajos para ese mismo día y hora por estar reservado para otra persona.

Yo pediría al menos el 30% del importe del trabajo en concepto de señal.

Es evidente que el pago de la señal siempre es parte del precio. Es decir, si tu cliente te paga 300€ en concepto de señal, le quedarán 300€ menos por pagar sobre el precio final.

Es importante que distingas el pago de la señal del resto de los pagos.

En caso de cancelación del contrato por cualquiera de las partes el importe de la señal sirve para calcular la indemnización.

Si cancela el contrato el cliente, éste perderá el importe de la señal pero no el resto del dinero.

Si cancela el fotógrafo, devolverá todo el dinero aportado por el cliente íntegramente. Además pagará una indemnización equivalente al importe de la señal.

Es decir, que le deberías devolver el doble de la señal más el resto del dinero.

Ten mucho cuidado si dejas pendiente alguna cantidad por cobrar hasta que esté terminado el trabajo, para cobrar a la entrega del mismo.

En algunas ocasiones el cliente desaparece o se niega a pagar por las razones más diversas. Necesitas tener previsto ese caso para poder proceder al cobro.

Un caso especial es el de los reportajes de boda.

La experiencia me ha demostrado que los novios se van de viaje muy ilusionados para llegar y ver las fotos a su regreso, pero esa ilusión se la dejan en el hotel.

Al final pueden pasar más de 6 meses sin tener noticias de los novios. Y lo peor es que se han gastado el dinero en el viaje y otras cosas para su nueva vida y tú eres el último.

Por eso es mejor que cobres el 100% por adelantado o, como mucho, que dejes el 20% para el momento de la entrega.

Piensa que los otros profesionales a los que pagan los novios por motivo de su boda cobran como tarde el día de la boda. El hecho de que tú les entregues las fotos 4 días más tarde no es motivo para dejar de cobrar el 50% o más.

Hay otro motivo de preocupación con los reportajes de boda. Es posible que los novios vuelvan divorciados del viaje de novios. No es tan raro como puedes pensar.

En un caso así, si quedan pagos pendientes, ¿quién se hace cargo? deberías pensar en poner una cláusula en tu contrato que lo regule.

6 – Plazos de entrega y material a entregar.

Las fotografías y material correspondiente deben tener un plazo de entrega que se refleja en el contrato.

También debes indicar los medios materiales o digitales que incluyes como soporte de tu trabajo.

En el caso de que sean fotos físicas en papel y álbumes debe quedar bien claro los tamaños, modelos, cantidades y otros accesorios que puedan acompañar.

Si son soportes digitales (fotografía en archivo) tendrías que indicar si serán para descargar mediante un enlace o se entregarán en algún soporte como un lápiz USB o disco DVD.

Como he dicho antes, cuanto más detallado mejor.

No está demás que demuestres tu compromiso con los clientes imponiéndote a ti mismo una penalización si incumples tus plazos de entrega.

No hace falta que sea muy llamativa, sólo que de la impresión que te tomas en serio tus compromisos.

7 – Limitación o exenciones de responsabilidad

No quiere decir que te lavas las manos si pasa algo. Se trata de poner un límite a la voracidad de tus clientes.

Por lo general cuando un cliente llega hasta el punto de reclamarte ante un juez es porque está muy pero que muy enojado. Pero también puede ser que se trate de una pareja de psicópatas o sociópatas que les da igual todo con tal de sacar la boda gratis y ponerte en un problema.

Los apartados del contrato que limitan o modulan tu responsabilidad te protegen de estas personas.

8 – Derechos de imagen y protección de datos

Es un apartado que cada vez cobra más importancia dada la actual legislación.

Cualquier intento de obligar al cliente, por la fuerza de los hechos, a que te deje exponer las fotos que el hagas, es nula además de una tontería.

Todos tenemos derecho de cancelación de la autorización de uso de nuestros datos. Si una pareja te firma un contrato en el que les obligas a darte permiso para exponer las fotos por mero hecho de firmar el contrato, esa misma pareja puede darte al minuto siguiente una carta exigiendo la cancelación de la autorización.

De este modo tú te quedarías sin poder enseñar las fotos porque tendrías que obedecer la ley.

Hay un método mejor para lograr lo que deseas. Te lo explico en el vídeo.

9 – Revocación del contrato en el plazo legal

Desconozco cómo será en otros países, pero en España todos tenemos derecho a tener unos días de reflexión después de haber firmado un contrato.

Dentro de ese plazo legal de reflexión el cliente puede cancelar el contrato sin sufrir ninguna penalización en absoluto.

El motivo por el que el legislador obliga a incluir este derecho es para evitar que todos podamos caer en las garras de un gran vendedor que nos deja sin la camisa.

El hecho de que tú no la pongas no elimina este derecho ya que está en las leyes españolas. Pero si tú lo incluyes le das al cliente una sensación de mayor seguridad y tranquilidad que podría beneficiarte.

4 – Redacción de los contratos de fotografía

Los contratos son ley entre las partes. Por ese motivo es necesario que su lenguaje y modo de redactarse se acerque lo más posible al técnico jurídico que al coloquial.

Redactar un contrato en lenguaje coloquial, además de incorrecto, puede dar lugar a muchas confusiones por falta de precisión.

Estas imprecisiones pueden, más tarde, causarte problemas.

Una característica de los contratos y del lenguaje jurídico es que no usa adjetivos o palabras vacías. A cada cosa se le llama por su nombre o por el papel que ocupa en el contrato.

Lo digo porque he visto algún contrato (como el que podrás descargarte) en que el fotógrafo que lo redactó se llama a si mismo “el autor” y a los clientes “la pareja”.

Que el fotógrafo sea “el autor” es pretencioso desde un punto de vista coloquial pero es impreciso en un lenguaje jurídico. No se especifica de qué es autor. Podría tratarse del autor de una calamidad que impide que se celebre la boda o del autor de un acto que provoca una avería en tu cámara de fotos.

Recuerda que en el Derecho suele hablarse del “autor del delito”. Por tanto, en tus contratos, llámate por lo que eres en el mismo contrato. Es decir, serás el fotógrafo o el videógrafo.

En el caso de los clientes tampoco es correcto llamarles “la pareja” porque es tremendamente impreciso jurídicamente. Pero es que desde el punto de vista coloquial supone tomarse unas confianzas con tus clientes que les niegas si te autodenominas “autor”.

El modo correcto de llamar a tus clientes en tus contratos es precisamente el lógico. Les llamarás “cliente” simplemente o en los contratos de fotografía de boda podrás decir los novios o los contrayentes.

Piensa que “novios” hace referencia a un modo de vivir la relación de pareja antes del matrimonio y que, realmente, no siempre tiene que ser aplicable a todos tus clientes.

Si les llamas clientes jamás te equivocarás porque eso es precisamente lo que son.

El tu contrato procura usar un lenguaje claro, conciso, preciso y sin florituras. Cíñete a los hechos y a sus consecuencias, sin usar adjetivos calificativos que no son necesarios.

5 – Modelos de contratos de boda descargables

Aquí abajo tienes la posibilidad de descargarte un PDF con unos modelos de contrato de fotografía de boda.

En este documento, lo primero que verás es un recordatorio de la estructura básica que puede tener un contrato de fotografía.

Seguidamente verás el Modelo 1. Éste es un modelo que tengo guardado desde hace muchos años pero que no he llegado a usar nunca.

Después tienes el Modelo 2 que el modelo de contrato de reportaje de boda que yo escribí para mi. Le acompaña el anexo de solicitud de permiso para exponer las fotos conforme a la LOPD.

Este modelo es fruto de mi experiencia. Es decir, de lo que me ha pasado, de los problemas que he tenido y que he ido incorporando a mi contrato.

He tenido clientes que eran abogados, jueces o notarios; o lo eran los padres de alguno de los novios. Alguno me comentó seriamente que tenía que estudiarlo. Con el paso de los días les preguntaba y me decían que lo habían leído y que todo estaba en orden.

Imagino que eso quiere decir que no tiene nada ilegal.

Para terminar tienes el Modelo 3 que me ha llegado hace pocos días y que me ha dejado perplejo.

Me parece un pésimo texto con bastantes legalidades y no pocas incorrecciones. Le he intercalado mis comentarios sobre qué me parece cada párrafo y cómo lo dejaría yo si es que lo quieres poner.

Aquí debajo tienes una caja para compartir este artículo en las redes sociales.

Cuando lo compartas desaparecerá y en su lugar verás un texto que explica cómo acceder a los modelos de contrato.

ADVERTENCIA: Los modelos de contrato NO se encuentran en este blog. Aquí no verás el enlace de descarga. Comparte el artículo en las redes sociales y sigue con atención las instrucciones. Lee con atención.

6 – CONCLUSIONES

Ya has visto algunas ideas para hacer tus propios contratos de fotografía.

Sobre todo si te dedicas al reportaje social y concretamente a las bodas.

Ahora te toca a ti revisar tu contrato y compararlo con las ideas y propuestas que te hago.

Dime ¿tienes contrato?

¿Cómo es?

¿Vas a modificarlo después de leer este artículo?

¿Hay alguna cosa que podríamos añadir para completar el contrato? ¿Qué se te ocurre?

Aporta tus comentarios y participa con tu valoración del post y compártelo en las redes sociales.

No callaran mis versos.

Me considero un amante fanático al climax de la mujer en el sexo, esa exquisita prueba de que hice las cosas bien, ese enloquecedor ego que me da al ver esa sublime erupción en su entrepierna, que fue capaz de llevarla a recorrer la vía láctea aún teniendo un universo infinito guardado en el interior de sus muslos.
Tenerla frente a mi gimiendo de placer al masturbarse, o por tenerme dentro de ella completamente hecho un animal, haciéndole el sexo fuerte, intenso, salvaje… Para que no tenga más opción que dejar que su mar en calma se convierta en un maremoto de sensaciones inconmesurables, de esas emociones indescriptibles que se adueñan de su ser, en la cima del placer que por un segundo le hace sentir en el cielo, perdiendo la razón con el desenfreno.
Infierno sofocante, divino paraíso, el placer más intenso que una dama pueda sentir.
Amo ver a una mujer con su traje de Eva, con su mejor lenceria de piel desnuda, sin complejos, sin ataduras, que le permitan sentirse sensual ante mi, que sea conocedora de su cuerpo y dueña de su mente, que tenga la certeza de saber que puede cambiarlo todo!, cuando su lujuria aparece, que no use tabus para mostrar todo lo que posee, lo que siente, lo que desea, lo que anhela.
Me atrapa sentir y observar como su cuerpo se contrae, como dilata sus pupilas, como se eriza su piel, como el corazón se acelera, como gritos incontrólables le dan melodía a esa entonación de placer, a esa perversión que termina satisfactoriamente con sosiego.
Y sí por escribir esto me han de juzgar, de señalar, y ponerme la soga al cuello, que lo hagan!! Que sensuren mis letras, pero no callaran mis versos.

L. Z.