Amores de trabajo

No te puedes quitar de la cabeza a ese compañero (a) de trabajo que tanto te gusta y te sientes correspondido. Pero te detienes a pensar si solo se trata de una consecuencia natural por convivir tantas horas en la oficina o si realmente podrían llegar a tener algo más serio. ¿Es posible combinar amor y trabajo? ¿Es correcto apostar por una relación que nació en el ámbito laboral?.

Combinar las relaciones amorosas con el trabajo puede ser peligroso o, por el contrario, traer sus beneficios. Por ello, te invitamos a conocer los pros y contras que según diferentes estudios, son considerados a la hora de traspasar esa delgada línea que existe entre ser compañeros de trabajo y algo más.

3 beneficios de tener una relación amorosa en el trabajo

1. Mejor productividad: “Los trabajadores que se relacionan amorosamente con sus compañeros de oficina tienen más energía y, por eso, rinden mejor”, afirma la sexóloga noruega Elsa Aalmas, según un estudio publicado en el diario Dagens Naeringsliv.
De acuerdo con una investigación italiana de la Asociación de Mujeres y la Calidad de Vida, dirigida por la sexóloga Serenella Salomoni, coincide en este efecto positivo, pues señala que la productividad de las personas que han encontrado el amor en el trabajo, aumentó en un 65% de los casos; siendo en su mayoría mujeres quienes respondieron en este punto.

2. Mayor profesionalismo: quienes tienen una relación con un compañero de trabajo conocen mejor sus propios sentimientos y esto los llena de energía y capacidad para desempeñar sus labores, lo que repercute en un comportamiento más profesional y evita los problemas entre sus colegas, señala la investigación de la Dra. Aalmas.

3. Ambiente laboral más relajado: la sexóloga noruega afirma también que el amor en el trabajo favorece un ambiente más cordial que estimula la productividad, pues señala: “Tener al lado a quien le hace a uno feliz crea confianza y fomenta una actitud más relajada, y eso promueve la efectividad”.

No obstante, para otros especialistas, este tipo de estudios no considera si se trata de relaciones amorosas entre los empleados solteros o casados y habría que tomar en cuenta que, según sea el caso, la situación puede traer dolorosas consecuencias y repercutir tanto en la esfera profesional como laboral.

¿Por qué el amor y el trabajo no son una buena combinación?

Entre las desventajas de tener un amorío en la oficina, según los catedráticos peruanos Alfredo Luna, del Centro de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú, y Luis Felipe Calderón, de la Universidad ESAN Graduate School of Business, se encuentran:

Menor rendimiento laboral: cuando las cuestiones de la relación amorosa interfieren con la calidad del desempeño laboral.
Favoritismos y conflictos de intereses: sobre todo, en el caso de que el romance surja entre un jefe y su subordinado (a).
Tensión en el clima laboral: derivada de resentimientos entre el personal a causa de este trato preferencial.

Desperdicio de talento: muchas veces, por estar tan cerca de la pareja, no se aceptan oportunidades de desarrollo profesional, ante lo cual, el catedrático Luna propone que las empresas deberían tener un plan de contingencia en el que estos empleados “puedan ser reubicados en áreas en las que su productividad individual no sea afectada por la cercanía del ser amado”.

Despido: Los expertos peruanos consideran que los involucrados en un romance laboral pueden ser despedidos o verse obligados a renunciar para evitarse malos tratos y ofensas.

Sobre este último punto, cabe señalar que, en muchas empresas, está prohibido relacionarse de forma más personal entre colegas, por lo que es legal el despido al no cumplir con esta regla, para proteger así el ambiente laboral y la productividad.

Cabe destacar que 3 de cada 10 relaciones sentimentales se producen en el lugar de trabajo, esto, según el Comité de Asuntos Nacionales de Estados Unidos, mientras que en una encuesta realizada por el Wall Street Journal se dio a conocer que el 40% de los consultados declaró haber tenido un romance de oficina. Como ves, este tipo de situación es muy común, sin embargo, deberás sopesar los riesgos y beneficios que esta situación puede implicar en tu vida profesional y personal.

¿Qué experiencia al respecto tienes para contarnos?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s