Día: 9 mayo, 2015

¿Quién es MAMI?🙋🌸

– MAMI es esa señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos… un paquete de fotos desde cuando tenia 2 meses… dulcitos canillita… botiquín de emergencia… etc.

– MAMI es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo.

– MAMI es esa malabarista que pone la lavadora con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome del cubo de basura con el pie.

– MAMI es esa maga que puede hacer desaparecer lágrimas con un beso.

– MAMI es esa Taekondista forzuda capaz de hacer tichigui a cualquiera por defender a sus criaturas de 0 a 50 años, y coger en un solo brazo mis 15 kilos mientras con el otro entra al carro lleno de compras.

– MAMI es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me descuerne por las escaleras.

– MAMI es esa heroína que vence siempre a mis pesadillas con una caricia.

– MAMI es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tenga otro huequito, sólo otro, va a la pelu.

– MAMI es ese cuenta cuentos que lee e inventa las historias más divertidas sólo para mí.

– MAMI es esa cheff que es capaz de hacerme una cena riquísima con dos tonterías que quedaban en la nevera porque se le olvidó comprar, aunque se quede ella sin cenar.

– MAMI es ese médico que sabe con sólo mirarme si tengo fiebre, cuánta, y lo que tiene que hacer.

– MAMI es esa economista capaz de ponerse la ropa de hace cientos de años para que yo vaya bien guapo.

– MAMI es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mientras me acuna un ratito

– MAMI es esa payasa que hace que me tronche de risa con solo mover la cara.

– MAMI es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si me he hecho pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua, ponerme el chupete, todo a oscuras y sin despertarse.

– MAMI es aquella mujer que jamás se dio cuenta que envejecía por ver a sus hijos realizarse, llorando de noche por que ya tienen alas y dentro de poco dejará el nido para buscar otro, y de día sonríe por ver que los hijos no tengan remordimientos en dejarla por que ella se siente feliz.

¿La ves? Es aquélla, la más guapa, la que sonríe.

Dedicado a mis amigas cuarentonas…

ESCRITO POR UN HOMBRE
Elogio a las mujeres de más de 40 años. A medida que avanzo en edad, valoro a las mujeres que tienen mas de cuarenta más que a cualquiera. Aquí hay algunas razones de por qué: Una mujer de más de 40 nunca te va a despertar en mitad de la noche para preguntarte: “¿Qué estás pensando?”. No le interesa lo que estás pensando. Si una mujer de más de 40 no quiere ver un partido de fútbol no da vueltas alrededor tuyo. Se pone a hacer algo que ella quiere hacer y generalmente es algo mucho más interesante.

Una mujer de más de 40 se conoce lo suficiente como para estar segura de si misma, de lo que quiere y de con quién lo quiere. Son muy pocas las mujeres de más de 40 a las que les importa lo que tu pienses de lo que hace ella. Una mujer de más de 40 ya tiene cubierta su cuota de relaciones “importantes” y “compromisos”. Lo último que quiere en su vida es otro amante posesivo.

Las mujeres de más de 40 están dignificadas. Es muy raro que empiecen una bronca de gritos en medio de la ópera o en medio de un restaurante caro. Por supuesto que si piensan que te lo mereces no van a dudar en dispararte un tiro. Las mujeres de más de 40 son generalmente generosas en alabanzas. Ellas saben lo que es no ser apreciadas lo suficiente.

A una mujer de más de 40 le queda bien el lápiz de labio rojo brillante. Esto no es cierto en mujeres jóvenes. Las mujeres de más de 40 tienen suficiente seguridad en sí mismas como para presentarte a sus amigas. Una mujer más joven puede llegar a ignorar hasta a su mejor amiga.

Las mujeres de más de 40 se vuelven adivinas a medida que pasa el tiempo… No necesitas confesar tus pecados, ellas siempre los saben. Son honestas y directas. Te dicen directamente que eres un imbécil si es lo que piensan de ti. Los hombres tenemos muchas cosas buenas que decir de las mujeres de más de 40 y por múltiples razones.

Lamentablemente no es recíproco. Por cada impactante mujer de más de 40, inteligente, bien vestida, sexy, hay un hombre de más de 40… Calvo, gordo, haciéndose el gracioso con una mujer de 20.

Un Beso… a las mujeres…de más de 40.

Carta de una madre a su hija:

Mi querida hija, el día que me veas vieja, te pido… por favor que tengas paciencia, pero sobre todo trata de entenderme. Si cuando hablamos, repito lo mismo mil veces, no me interrumpas para decirme “eso ya me lo contaste” solamente escúchame por favor. Y recordar los tiempos en que eras niña y yo te leía la misma historia, noche tras noche hasta que te quedabas dormida.

Cuando no me quiera bañar, no me regañes y por favor no trates de avergonzarme, solamente recuerda las veces que yo tuve que perseguirte con miles de excusas para que te bañaras cuando eras niña. Cuando veas mi ignorancia ante la nueva tecnología, dame el tiempo necesario para aprender, y por favor no hagas esos ojos ni esas caras de desesperada. Recuerda mi querida, que yo te enseñé a hacer muchas cosas como comer apropiadamente, vestirte y peinarte por ti misma y como confrontar y lidiar con la vida.

El día que notes que me estoy volviendo vieja, por favor, ten paciencia conmigo y sobre todo trata de entenderme. Si ocasionalmente pierdo la memoria o el hilo de la conversación, dame el tiempo necesario para recordar y si no puedo, no te pongas nerviosa, impaciente o arrogante.

Solamente ten presente en tu corazón que lo más importante para mí es estar contigo y que me escuches. Y cuando mis cansadas y viejas piernas, no me dejen caminar como antes, dame tu mano, de la misma manera que yo te las ofrecí cuando diste tus primero pasos.

Cuando estos días vengan, no te debes sentir triste o incompetente de verme así, sólo te pido que estés conmigo, que trates de entenderme y ayudarme mientras llego al final de mi vida con amor. Y con gran cariño por el regalo de tiempo y vida, que tuvimos la dicha de compartir juntas, te lo agradeceré.

Con una enorme sonrisa y con el inmenso amor que siempre te he tenido, sólo quiero decirte que te amo,

mi querida hija…