¿QUÉ NO HACER DESPUÉS DEL SEXO?

Hay algunas actitudes que pueden llegar a arruinar el momento de intimidad aunque el sexo haya sido genial. No crees que debería existir un código de conducta después del sexo? ¡Vaya que nos ahorraría pasar por un mal momento! Tú qué opinas? A continuación, compartimos algunas recomendaciones para evitar que pases un rato muy embarazoso.

NO LE DES LA ESPALDA Y TE DUERMAS ENSEGUIDA

Según un estudio publicado en Neuroscience and Biobehavioral Reviews las endorfinas y otras sustancias que son liberadas al torrente sanguíneo, luego del orgasmo son las responsables del sueño que muchos personas sienten después de tener relaciones. Sin embargo, esto no es justificación para que se olviden de la pareja, así que unos minutos de charla y caricias tiernas posteriores al clímax y todos contentos.

EVITA LAS COMPARACIONES

Las comparaciones suelen ser incómodas, sobre todo si no nos favorecen, así que en la intimidad mejor evítalas. A ti tampoco te gustaría que te dijeran que el desempeño de otra persona ha sido mejor o más especial que el que tú brindaste. Toma en cuenta que este tipo de situaciones pueden ser muy hirientes para tu pareja.

OLVÍDATE DE PREGUNTAR SI LE GUSTÓ

Suele ser más cosa de hombres pedirle a la pareja que califique su desempeño sexual o preguntarle si le ha gustado, aunque también algunas mujeres han caído en este acto fallido. Por favor no lo hagas, así como tampoco alardees de tu ejecución en la cama porque si tu pareja no está de acuerdo por temor a herirte seguramente te mienta y a nadie le gusta vivir de mentiras.

GUARDA LAS GANAS DE DISTRAERTE CON EL MÓVIL

Si no puedes dejar de estar al pendiente de las notificaciones de tus redes sociales en tu celular será mejor que trates de contenerte, pues de no enfocar la atención en tu pareja, él o ella lo interpretarán como una falta de respeto. Evita hacer que se sienta mal o pensar que le ignoras y solo piensas en tus prioridades. Lo mismo pasa si luego del sexo tomas el control de la televisión y te ocupas de mirar la programación, olvidándote de tu pareja.

NO TE PASES DE PARLOTEO

Todos los extremos son malos y en este caso, tanto no decir alguna palabra, como el exceso de conversación pueden arruinar un excelente momento. Recuerda que luego del clímax, viene la llamada fase de resolución en que tu cuerpo regresa a la normalidad. Luego del orgasmo tus músculos comienzan a relajarse, tu ritmo cardiaco disminuye y en tu cerebro se producen poco a poco sustancias que estimulan el sueño. Así que las discusiones filosóficas déjalas para otro momento. Rodea su silueta con tus brazos, dile algunas palabras muy suaves al oído o solo deja que escuche tu respiración, ese tipo de conexión hará que sea un momento muy especial.

EVITA LA PREGUNTA DEL MILLÓN DE HUIDAS

Nunca preguntes, después del sexo “Me quieres??”�, pues si se trata de una pareja estable con quien ya llevas mucho tiempo o tienes algún compromiso, la respuesta es obvia, pero si estuviste con una persona que acabas de conocer, esto le parecerá broma o bien hará que salga huyendo.

Has estado o has provocado alguna situación incómoda después del sexo? ¡Ya no más! Esperamos que estas recomendaciones te ayuden disfrutar mejor tus encuentros íntimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s