Día: 16 agosto, 2015

Si lo vas a decir, entonces siéntelo realmente.

Me sorprende la cantidad de veces que la gente ha dicho “te amo”. Yo solo lo he dicho algunas veces en mi vida, y no es que no quiera a la gente, de verdad que sí, simplemente que “te amo” es una palabra llena de significado, y no solo con tu pareja, sino que también para con tus amigos, y tu familia.

Me he topado en varias ocasiones con parejas que llevan un mes de novios y ya se juran amor eterno. Quisiera pensar que es por la juventud de la que gozan, y no es que quiera ser amargada, pero simplemente cuando llevas un mes de novios ni siquiera conoces bien a esa persona dentro de la relación. No creo que haya una fecha exacta para decir “te amo”, pero sí creo que hay ocasiones donde lo dicen demasiado rápido. Y “demasiado rápido” nunca termina bien.

“Te amo” significa estoy dispuesta a dar todo de mí.
Significa que conozco tus defectos y los acepto.
Significa que siempre que me necesites voy a estar ahí y estoy segura de que siempre que te necesite también tú estarás ahí para mí.
“Te amo” significa que quiero que seas parte de mi vida siempre, que voy a hacer lo posible por nunca lastimarte y si alguien te lastima te voy a defender.
“Te amo” significa que a pesar de que salgas de mi vida en malos términos siempre voy a estar aquí.
“Te amo” significa que tienes tanto poder sobre mí, pero estoy segura de que nunca me vas a lastimar, porque confío en ti.

Siento que los “te amo” son sagrados, solo debes de decirlos unas cuantas veces en tu vida, pero que realmente signifiquen algo para ti.
Debes distribuirlos entre tus amigos, entre tu familia y tu pareja.
No cualquier persona que conozcas merece un “te amo”.
Son dos palabras sagradas, puedes querer a mucha gente y repartir amor por todos lados, pero tus “te amo” guárdalos para esas personas que realmente le dan sentido a tu vida, y si no lo sientes, no lo digas.

Porque “te amo” es mucho más que decirlo, hay que sentirlo de verdad.

Me acaban de diagnosticar con S.A.I.P.E.

Me acaban de diagnosticar con S.A.I.P.E.

(Síndrome de Atención Inexistente Provocado por la Edad).

Usualmente estas son las manifestaciones:

Me estoy tomando una coca fría, así que decido lavar el auto. Al ir a la cochera, veo que hay correo en la mesita de la entrada. Reviso las cartas antes de lavar el auto; dejo las llaves del auto en la mesita, voy a tirar los sobres vacíos y la propaganda en el bote de basura y me doy cuenta que está lleno.

Decido dejar las cartas (entre las que hay una factura) en la mesita y sacar la bolsa de basura afuera. Entonces pienso que, ya que voy afuera, puedo pagar la factura con un cheque ya que el banco está a 50 metros de la puerta.

Saco del bolsillo la chequera y veo que queda un solo cheque en blanco. Voy al escritorio a buscar otra chequera y encuentro sobre la mesa la coca que me estaba tomando y se me había olvidado. Saco la lata para que no se vaya a derramar sobre los papeles y me doy cuenta que se está calentando, por lo que decido llevarla al refri.

Al ir hacia la cocina, me fijo que el jarrón de flores de la cómoda de la entrada está sin agua. Dejo la coca sobre la cómoda y descubro los anteojos para ver de cerca que estuve buscando toda la mañana. Decido llevarlos a mi escritorio y, después, poner agua a las flores. Llevo los anteojos al escritorio, lleno una jarra de agua en la cocina y, de repente, veo el control remoto del televisor. Alguien lo olvidó en la mesa de la cocina…

Me acuerdo que anoche lo estuvimos buscando… Decido llevarlo al cuarto de la Tele, donde debe estar, en cuanto ponga el agua a las flores. Echo un poquito de agua a las flores y la mayor parte se me derrama por el suelo; por lo tanto vuelvo a la cocina, dejo el control remoto sobre la mesa y agarro unos trapos para secar el agua.

Voy primero al baño y luego en el pasillo me detengo tratando de acordarme qué es lo que quería hacer con estos trapos hediondos…

Al final de la tarde… el auto sigue sin lavar, no pagué la factura, el bote de basura está lleno, hay una lata de coca caliente en la cómoda, las flores siguen sin agua, sigue habiendo un solo cheque en blanco en mi chequera, no encuentro el méndigo control remoto de la tele ni mis anteojos para ver de cerca, hay una fea mancha en el parquet de la entrada y no tengo ni idea de dónde están las llaves del coche.

¡Ah, y traigo un trapo apestoso en la mano!

Me quedo pensando cómo puede ser que, sin haber logrado nada en toda la méndiga tarde, haya estado todo el tiempo como loco y esté tan cansado.

Y no te rías, porque si aún no te pasa lo mismo,

¡No tardas…!

Desconozco su autor

Quiero estar soltera contigo.

Quiero estar soltera contigo. Que salgas a tomar unas cervezas con tus amigos y que, al día siguiente, aún si tienes dolor de cabeza, me pidas que me acerque y me abraces, para luego acurrucarnos juntos.

Quiero que platiquemos aún en la cama, cada mañana, acerca de todo tipo de cosas, pero que algunas veces decidamos hacer cosas diferentes por las tardes o durante el resto del día.

image

Quiero que me cuentes sobre las tardes con tus amigos. Incluso, que una chica en el bar te echó el ojo. Y que me envíes mensajes de texto cuando estás allí o cuando haces cualquier cosa poco importante, para asegurarte de que yo también piense en ti.

image

Quiero reírnos juntos mientras hacemos el amor. Así empezaremos divirtiéndonos porque estamos probando cosas nuevas y no tienen mucho sentido. Quiero que estemos con nuestros amigos y tú me tomes de la mano y me lleves a alguno de los cuartos porque no puedes esperar más y tienes que hacerme el amor en ese momento. Y tengamos que estar callados porque hay oídos que pueden escucharnos.

image

Quiero comer contigo y que me hagas platicar sobre mí, y tú me platiques sobre ti. Quiero imaginar la casa de nuestros sueños aún sabiendo que quizá nunca vivamos juntos. Que me cuentes tus planes aunque no tengan ni pies ni cabeza. Quiero que me sorprendas y me hagas decir: “Toma tu pasaporte. ¡Nos vamos!”

image

Quiero tener miedo junto a ti. Hacer cosas que no haría con nadie más porque contigo tengo confianza. Volver pasados de copas después de una noche de reunión con los amigos. Que tomes mi rostro, me beses, me uses de almohada y me aprietes fuerte durante la noche.

image

Quiero que tengas tu vida, que decidas de repente viajar por un par de semanas y me dejes aquí sola, aburrida y deseando ver aparecer la burbujita de Facebook con tu cara que me dice: “¡Hola!”

image

No siempre quiero que me invites a tus eventos por la noche, ni siempre quiero invitarte a los míos. Así puedo platicarte al día siguiente cómo estuvo el mío y tú platicarme sobre el tuyo.

image

Quiero algo que sea al mismo tiempo simple, pero no demasiado simple. Algo que me haga preguntarme cosas pero en el minuto que esté en la misma habitación que tú, sepa la respuesta. Quiero que pienses que soy hermosa y estés orgulloso de decir que estamos juntos. Quiero escucharte decir que me amas, y poder decirte lo mismo de vuelta. Quiero que me dejes caminar delante de ti porque deseas admirar cómo me contoneo de izquierda a derecha.

image

Quiero hacer planes sin saber si se realizarán o no. Estar en una relación que no tiene todo claro. Quiero ser tu amiga, esa con la que te encanta salir. Quiero que aguantes tu deseo de flirtear con otras chicas y vengas a buscarme para acabar la noche juntos. Quiero ser la única con la que disfrutas hacer el amor y luego quedarte dormido. La que puede permanecer alejada mientras trabajas y ama cuando te pierdes en tu mundo de música.

image

Quiero vivir una vida de soltera contigo para que nuestra vida de pareja pueda ser equivalente a nuestra vida de solteros hoy, pero juntos

image