Mes: noviembre 2015

Y ahora lo sé

Aquella primera vez nos miramos,
En tus pupilas mi camisa de cuadros,
Tu sonreías, yo sonreía
Y las paredes y las luces sonreían,
Como dos niños jugando al escondite,
Fuimos buscándonos, sintiéndonos libres
Tu me querías, yo te quería…
Y en cada gesto el corazón que lo sabía
Se dejaba llevar, entre caricias…

Y ahora lo sé, el universo me gritó tu nombre
Y ahora lo sé, brillamos juntos mucho más que el sol
Y ahora lo sé, el mar lo puedo ver en un estanque
Porque a tu lado me siento más grande
Y soy feliz si eres feliz mi amor…

Por eso ahora que ya no te tengo,
Soy un pirado preso del recuerdo,
No se me olvida, y si te olvidas,
Los dos bailando a media luz en la cocina,
Quizás me equivoqué, quizás no supe ver que te perdía

Y ahora lo sé, me preguntaron me dolió tu nombre
Y ahora lo sé, la vida sigue pero no es igual
Y ahora lo sé, por más que busco no encuentro la calma
Porque mi vida si me rompe el alma
En que momento se nos escapó… amor…

Quizás quieras volver, quizás no pueda ser, quizás me extrañas..

Y ahora lo sé, el universo me gritó tu nombre
Y ahora lo sé, brillamos juntos mucho más que el sol
Y ahora lo sé, el mar lo puedo ver en un estanque
Porque a tu lado me siento más grande
Y nunca es tarde si sueña el amor…

Y ahora lo sé, ahora lo sé, y ahora lo sé…

Y Ahora

Escúchame,
si estás ahí quiero que sepas,
que esta canción nace de ti por ser la dueña;
la dueña de mi inspiración,
la que despierta en mi la voz
dando sentido a todo lo que no lo tiene.
Me paro en este renglón
pa’ decirte que te quiero.

Escúchame,
si estás ahí quiero que sepas,
que sigo aquí sintiéndote con este miedo,
porque no aguantes
y el corazón se te distraiga por momentos,
y te olvides de mi.

¡Qué envidiosa la distancia!
también quiso formar parte de lo nuestro.

Y ahora que mi canción te toca,
que tiembla de emoción,
que sus palabras cuentan como locas.

¡Extrañarte!

Y ahora si ves como te lloran,
acuérdate de mí,
necesito tanto verte…

Escúchame,
si estás ahí quiero que sepas,
que no te olvido,
que no hay distancia que nos detenga,
que a veces caigo en el recuerdo
de tus manos con mis manos,
y me hacen sonreír, así me siento feliz
dentro de esta tristeza.

Y ahora que mi canción te toca,
que tiembla de emoción,
que sus palabras cuentan como locas.

¡Extrañarte!

Y ahora si ves como te lloran,
acuérdate de mi,
necesito tanto verte…

No te preocupes mi vida,
camina tranquila
lo sé no hace falta que digas,
sí lo sé, sí lo se, lo sé…

Y ahora si ves como te lloran,
acuérdate de mí,
necesito tanto verte…

Ya No

Ya no… llevaremos la venda
Buscaremos respuestas
Moriremos de amor

Ya no… por más que quiera verte
Ya no puedo tenerte
Ya todo terminó
Ya todo rompe en mí, se va y mata…

¿qué quieres?

Ya no tengo fuerzas para resistir
Ya no tengo palabras para rebatir

Ya no… te alejas y me dueles
Ya no habrá canción ni bailes de pasión
Los ojos que ahora miras, no los veo yo

Ya no… seremos para siempre…

Los dos… cada uno por su cuenta
Cada cual su pelea
Un “te quiero” sin voz
Dolor, si no estuve contigo
Si yo supe decirlo
No me guardes rencor
Si todo intento ya es un disparatare

¿qué quieres?

Ya no tengo fuerzas para resistir
Ya no tengo palabras para rebatir

Ya no… te alejas y me dueles
Ya no habrá canción ni bailes de pasión
Los ojos que ahora miras, no los veo yo

Ya no… seremos para siempre…

Acuérdate cuando dijimos
Ya yo no voy a hacerlo
Sobra la mesa, el mar, los besos…
Y esta lucha de poder
Si quieres yo me presto a ser el pistolero
Que mate los reproches, también el veneno

Ya no…
Tu descaro en la cama
Con el pasillo en llamas
Derramando la vida
Borrachos de risa y deseo

Ya no…
Cubrirás mis espaldas
En tus nervios mi calma
Besaré tus heridas cuando estés dolida del mundo

Ya no…
Ya no…
Ya no…

No me mires que sabes que puedo caer

Ya no habrá canción ni bailes de pasión
Los ojos que ahora miras, no los veo yo

Ya no… seremos para siempre

Esta chica compró cuatro contenedores metálicos y los convirtió en esta maravillosa casa

¿Cuantas veces hemos visto las dificultades que tienen las familias para construir su primera casa? Los materiales son caros y nos vemos obligados a contraer deudas, haciendo difícil acceder a la casa propia. En segundo lugar, los modelos de casa que ofrece el mercado, generalmente, son bastante poco estéticos; si queremos tener una linda casa habría que contratar a un buen arquitecto que nos diseñara un modelo original… ¡y eso si que es dinero! ¿Qué hacer entonces?

Esta chica encontró una razonable solución que, además, tuvo un resultado muy estético y barato (Considerando el tipo de casa y el lugar donde la hizo). Sumando la excavación, la mano de obra y los materiales…

Compró unos contenedores y los convirtió en una asombrosa casa, un espacio único en su tipo. Claudie Dubreuil vive en Mirabel, una ciudad de la provincia de Quebec en Canadá. Ella se dedica a la construcción de casas y condominios de madera, lo que le proporciona un ingreso estable. Sin embargo, al momento de iniciar su propio proyecto decidió dan rienda suelta a su impulso creativo y utilizar materiales reciclados como los contenedores de metal.

Se dirigió entonces a un puerto cercano y compró los contenedores a 2.600-3.000 dólares cada uno. Pero ahora tenía que encontrar a quien se ocupara de cortarlos para ajustarlos a su diseño y hacer, por ejemplo, las ventanas y las puertas. No fue tarea fácil, pero acabó encontrando una empresa llamada NCK que se entusiasmó con el proyecto y la ayudó. El trabajo les tomó dos semanas.

Dubreuil decidió vestir el exterior de a vivienda con madera de abeto canadiense, dándole un toque absolutamente acogedor al edificio. El metal de los contenedores estaría oculto tras la linda madera. Cada contenedor tiene una medida de 2,4 por 12,1 metros; unió dos de ellos para crear el primer piso en forma de cruz. Colocó vigas en el suelo del primer y segundo piso para dar más apoyo a la estructura y las puertas de los contenedores se convirtieron en grandes ventanales.

El exterior ya estaba listo, pero ahora Dubreuil debía ocuparse del diseño del interior de su casa. ¿Cómo lo imaginaba? Ella estaba segura que le gustaría que el material original de los contenedores quedara expuesto, así se revelaría el misterio de su vivienda para quien entrara en ella. ¿Dónde colocaría entonces el aislamiento para que la casa no perdiera calor durante el invierno? Se decidió entonces a colocarlo bajo la madera del revestimiento exterior, lo que fue bastante eficiente ya que permitió que el espacio interior fuera amplio. Finalmente y para dar el toque final, esta chica decidió pintar el metal interior, rojo y oxidado, de blanco.

Un conjunto de contenedores viejos y oxidados se convirtieron entonces en una vivienda confortable y muy acogedora, con un toque de estilo industrial que la hace muy atractiva. Para el inmobiliario, Dubreuil decidió comprar muebles que sumaran a este look: mesas de metal y cajas de municiones.

Mira el increíble resultado de su creativo proyecto:

Compró los contenedores en el puerto

container (2)

Y los unió

container (3)

No fue tarea fácil

container (4)

Pero tuvo asombrosos resultados

container (5)

Conservó el material original en el interior

container (6)

El ladrillo y la madera le dan un look acogedor al interior

container (7)

Sin perder el toque industrial

container (8)

La cocina está ultra equipada

container (9)

Y tiene también un toque rústico

container (10)

Adoro la madera

container (11)

La casa se ve muy cómoda

container (12)

Es una chica a la que le gusta la decoración

container (13)

Esa tina se ve atractiva

container (14)

Me encanta el baño forrado en madera

container (15)

Un cómodo escritorio para trabajar

container (16)

La mezcla de lo industrial y lo cálido es perfecta

container (17)

Es un buen lugar para vivir

container (18)

Felicitamos a Claudie por su proyecto

container (19)

Estoy a punto de ir al puerto a comprar mis contenedores, ¡quiero una casa igualita!
Eso si tuviera el dinero. La casa completa tuvo un costo de entre 330.000 – 377.000 dólares, lo que es relativamente barato.

Para mi personalmente sigue siendo una fortuna.