Día: 5 enero, 2017

A nuestra edad

A nuestra edad
ya no estamos para quedarnos con ganas
ya no tenemos nada que demostrar
ni las curvas hermosas para concursar
ya no tenemos la misma agilidad
Ni la misma flexibilidad
Tenemos la experiencia
que nos han dejado tantas vivencias
hemos superado tantas ausencias
y soportado una que otra no grata presencia
podemos comer un helado sin pensar en el peso
Podemos amar sin pensar en el sexo
Ya nos podemos divertir
Bailar
Sin vivir de apariencias
Y si algo hacemos mal
Se queda en la conciencia
Por eso le digo
que si quiere conmigo
Déjese de titubeos
Y de tartamudeo
Déjese de portar como adolescente
Dígamelo a la cara
Dígamelo de frente
Porque aunque no pienso en sexo
Y no porque haya dejado de ser importante
Le aseguro que aun puedo ser muy
buen amante
a nuestra edad
Ya a nadie engañamos
si andamos de manita sudada
Mejor vamos a disfrutar de noches apasionadas
que podemos perder
usted quiere
Y yo también…..
Así que venga y quíteme
Las ganas!!!!!!
Ademas ni que los años fueran tantos…
Apenas cuarenta y tantos….

Me hace falta

Por supuesto, no te necesito para nada, pero me haces falta, amor, para tantas cosas… Para preguntarte si hoy toca luna llena y que me subas directa a ella. Para comprar una caja enorme de galletas y desayunarlas en la cama, y acabarnos todas las de chocolate celebrando la anarquía, y dejar las sábanas inundadas de risas. Me haces falta, sabes, para saltarme la regla de ser valiente y no echarte de menos, y entonces respirarte como si mis pulmones pudieran guardar tu alma, y hacerme fuerte porque hasta mis huesos te necesitan para no doblarse, y notarte subiéndome por la sangre como alegría de vida. Me hace falta ese amor tuyo, a veces loco, siempre raro, tan inmenso unos instantes y tan escuálido otros, y sin embargo me hace falta para sobrevivir, para llenar los días negros de milagros. Y no te necesito, pero ojalá entendieras que me haces falta, que yo puedo vivir sin ti ❤

Humedecerte. . . .

Soy capaz de humedecerte sin siquiera tocarte, regalame uno de tus días y aprenderás a empaparte,  voy a hacerte el amor y al oído voy a susurrarte: Dime ¿Cuántas veces alguien te hizo sentir Obra de Arte?…

Hecha con amor, con el alma y con pasión, hablo de hacer bien las cosas no por simple diversión.​