Día: 20 enero, 2017

32 Cosas que no me dijo mi madre; yo se las diré a mi hija

Desde hoy prometo hacer que su corazón sea fuerte al dolor, para que no le dañen el alma.

En los tiempos en los que yo creí no todo se decía. Mi madre trato de cuidarme siempre y de verdad actualmente soy lo que soy por ella, pero hay cosas que me gustaría que me hubiera dicho y nunca lo hizo, por eso yo sí se las diré a mi hija. Desde hoy prometo hacer que su corazón sea fuerte al dolor, para que no le dañen el alma.

Estas son las 32 cosas que me hubiera gustado que me dijera mi madre, pero yo se las diré a mi pequeña.
1.- Ser humilde y tener una sana autoestima pueden ser compatibles.

2.- No dejes que nadie te diga que eres algo que no quieres ser.

3.- No puedes caerle bien a todo el mundo. Cuanto antes lo aceptes mejor te irá.

4.- Tu felicidad es tuya. Y sólo tuya.

5.- Tener novio no te convierte en una persona completa. O mejor.

7.- Todos los hombres son inmaduros hasta los 25 años (aproximadamente y habrá excepciones).

8.- No eres idiota por creer en el amor verdadero.

9.-Aunque seas demasiado alta lleva tacones (si quieres)

10.- Ponte protector solar como si no hubiera un mañana. O como si fuera barato.

11.- Invertir en un buen sujetador no es un lujo. Es una necesidad básica.

12.- Si te gusta el vino, bebe buen vino. Si no te gusta beber, que nadie te haga sentir mal por no hacerlo.

13.- Eres tan mujer llevando vestido y tacones como llevando zapatillas y ropa de deporte.

14. En el mundo existen los hombres buenos, no los perfectos

15. Ámate más que a nadie en este mundo.

16.- Camina con la cara en alto.

17.- Ríe hasta que duela la tripa.

18.- Llora, sin ninguna vergüenza, delante de ellos.

19.- Confía en mí. Yo siempre estaré aquí aunque a veces te olvides de eso.

20. No des explicaciones de tu vida.

21.- Rendirse o reconocer que hay cosas que no puedes hacer también es un símbolo de tu fortaleza.

22.- Esfuérzate por ser fuerte y sana… porque eso es ser bella.

23.- Acepta tu cuerpo, tu peso, tu pelo, tu altura…

24. Nunca dejes de soñar; cuando lo hagas estarás perdida.

25. Nunca te rindas, a pesar de las tempestades.

26. Perdona y aprende, eso te hará una mujer en verdad.

27. Nunca vayas en contra de tus ideales.

28. Que nadie acalle tu voz.

29. Nunca seas una copia de nadie.

30. Cree en ti misma y resurge de tus cenizas las veces que sean necesarias.

31. Nunca estarás sola, yo estoy contigo.

32. Recuerda que en esta vida es mejor ser una guerrera que una princesa de cuento.

Por GISSELLE ACEVEDO

Las madres insoportables forman hijas exitosas

Un estudio lo comprueba, las niña que no tuvieron total libertad en su infancia hoy son mujeres fuertes.

Cuánta razón tenía mi madre cada que desde la cocina me gritaba (por mi nombre completo) para corregir mi comportamiento. Digo esto porque con el paso de los años y un estudio reciente confirmé que por ello soy lo que soy.

¿Quiéres saber más del tema? Resulta que una investigación reveló que las hijas de madres insoportables son más exitosas en la vida. ¿Crees que tu mamá es exigente y fastidiosa? ¡Agradécele!

La Universidades de Essex en Inglaterra, realizó un estudio en el que se comprobó que las hijas de madres insoportables (esas que están al tanto de cada paso que damos, que no se nos despegan y que al parecer nunca tenemos contentas) tienen más probabilidades de convertiste en mujeres de éxito comparadas con las hijas de madres permisivas y consentidoras.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores hicieron un seguimiento a la vida de 15 mil 500 niñas de entre 13 y 14 años, del 2004 al 2010. Las que eran hijas de mujeres estrictas que ponían rigurosas reglas de conducta y les exigían más, fueron más propensas a ir a buenas universidades y ganar mejores sueldos.

Por otro lado, las hijas de ‘madres insoportables’ tuvieron menos posibilidades de quedar embarazadas cuando apenas eran adolescentes. Así que si tienes una madre que no te da completa libertad para hacer lo que se te viene en gana (sobre todo en la adolescencia), agradécele su preocupación, pues tienen más probabilidades de ser exitosa en la vida. Más tarde entenderás por qué lo hace.

Por GISSELLE ACEVEDO