Mes: enero 2019

Lluvia dorada

Aunque parezca insólito, hay muchas más personas de las que creemos que gustan de orinarse sobre su pareja mientras tienen relaciones sexuales.

A esta particular práctica sexual se le conoce comúnmente como “lluvia dorada“.
Según un diccionario de sexualidad, “lluvia dorada” es la acción de orinar sobre otro con fines sexuales. En su versión más fuerte se orina en la boca y cara de la pareja que se somete. También se le conoce como “chaparrón” o “lluvia de oro“. En las prácticas sadomasoquistas se utiliza para humillar a la persona a quien se orina.
Otro diccionario de sadomasoquismo define a la “lluvia dorada” como una práctica fetichista donde el elemento de juego es la orina humana. Se trata de que el amo orine sobre diferentes zonas del esclavo u ordena a éste a orinar, bien sobre el amo, a él mismo o dentro de su vestimenta.

Existen tres tipos diferentes de llevar a cabo esta práctica:
Lluvia dorada simple: orinar sobre la piel de una persona; puede ser sobre el cuerpo (pecho o espalda), cara, genitales, glúteos o la superficie anal.

Lluvia oral: orinar dentro de la boca de otra persona. A veces hacer beber a la otra persona el orín, bien sea a través de un recipiente o directamente desde el pene o vulva. Otras veces lamer el orín sobre botas, suelo o la piel de otros participantes.
Lluvia anal: orinar dentro del ano de la otra persona; puede ayudarse de un dilatador manteniendo abierto el ano y orinar dentro como si se tratase de un excusado o directamente dentro del ano con el pene introducido.

“Me encanta que me batan de orines al estar cogiendo, pero lo que más me excita es cuando el hombre me tiene penetrada y empieza a orinarse dentro. La sensación de la orina caliente y el sentir cómo se va saliendo y escurriendo por mis piernas me lleva a niveles de calentura que nunca había alcanzado. Hay mujeres que les gusta que se orinen en su cara, a mí no porque si te entra a los ojos arde, es muy molesto y pierdes la concentración.”

“Mi novio, al estar haciendo el amor conmigo, se orinaba sobre mí. Eso me molestaba mucho y sentía asco. Nos separamos un tiempo, pero realmente lo extrañaba cuando estaba con otros amantes. Busqué a mi novio, hablamos y regresamos. Él me comprendió y lo fuimos practicando poco a poco. Ahora soy una adicta total a la “lluvia dorada”, nos ponemos muy cachondos.”

Un fiel de esta práctica dice que generalmente es el hombre quien se orina sobre la mujer, aunque existen variantes. Por ejemplo, hay hombres que se excitan con sólo ver a una mujer meándose o mujeres que disfrutan cuando su hombre las orina o dos mujeres mojándose al mismo tiempo u homosexuales a quienes les gustan ver a otros hombres mearse sobre los pantalones.

“En ocasiones no necesito ni tener relaciones sexuales, simplemente ver a una mujer orinándose me hace eyacular. Me gusta comprar las pantaletas que se pondrán y en donde les pido que se orinen; muchas me las piden y se las regalo.”

“Desde la adolescencia me gustaba orinarme mientras me masturbaba; luego con mis novias, aunque al principio me daba un poco de pena, y cuando se los pedía, muchas me rechazaron, luego me di cuenta de que sin decirles nada y haciéndolo, se calentaban muchísimo. Muchas se hubieran negado si se los hubiera consultado antes. Me he llevado también algunas cachetadas.”

Un nombre científico para definir este gusto por la orina es “urolagnia”: placer por la orina, en griego. Saludable ingestión de orina, conocida también como el “néctar ámbar”, la urolagnia es probablemente uno de los fetiches más comunes y antiguos en la historia de la humanidad. Además de fines medicinales, la orina forma parte del imperio de los sentidos, sobre todo en los de índole sexo-sensual.

“Desde chicos hemos sido castigados por orinarnos en las pantaletas, duro aprendizaje llegar a controlar nuestros esfínteres, por eso, lograr de adulto romper con ese mandato y hacerlo siendo ahora consciente, a voluntad, resulta muy excitante, y se cumple la regla de que siempre hay algo de placer en romper una regla, de transgredir el orden establecido y sobre todo en algo que socialmente es tan determinante como realizar la expulsión de los desechos del cuerpo en lugares diseñados para tales necesidades y preferentemente a solas y apartado“, explica una psicóloga, quien agrega que como la orina, ningún otro producto, salvo el excremento, está tan cercanamente asociado a los órganos sexuales.

“El hombre por ejemplo utiliza la misma tubería para transportar lo mismo orina que semen y la mujer tiene una gran tendencia a excitarse sexualmente tanto al vaciar sus vejigas, como al retener la orina.”

Se ha comprobado que durante conciertos de músicos que han causado histeria entre las jovencitas púberes se las ha encontrado meadas por la excitación de ver a sus ídolos, así lo anota la biografía del grupo The Beatles, en donde se dice que en sus conciertos abundaron, además de los gritos y llantos, decenas de pantaletas meadas abandonadas en el lugar.

En el libro titulado Stairway to Heaven, de Richard Cole, se describe un concierto de los Rolling Stones en Londres que dice: “Las chicas del público estaban absolutamente histéricas, gritaban, gemían, y algunas incluso se orinaron en las pantaletas, creando arroyitos que fluían hasta el surco de los asientos de las primeras filas frente al escenario formando un río de orines.”

Por otra parte, la revista británica Gay Times anota que existe todo un código homosexual para que los practicantes de la “lluvia dorada” se reconozcan entre sí. Portar una cinta amarilla sobre el brazo izquierdo indica que el portador desea que lo orinen, y en el derecho significa que el usuario desea orinar a alguien.

En cuanto a cómo mearse durante las relaciones sexuales, existen muchas posiciones según preferencias, pero generalmente se catalogan en 2 grandes grupos:
1. Los hombres mean de pie y las mujeres en cuclillas.
2. Los hombres mean recostados y las mujeres permanecen de pie.

El grueso de las fotografías sobre “lluvia dorada” que aparecen en diferentes páginas de Internet es de personas desnudas, pero entre ellas se encuentra una muy interesante en donde se puede ver a la gente orinándose sobre la ropa que trae puesta o en lugares públicos.

Así es como te avisa tu cuerpo cuando te urgen las relaciones sexuales

Así como la fiebre nos dice que tenemos una infección, la sed que tenemos sed o el dolor que se está corrompiendo nuestro organismo, hay síntomas que nos avisan que necesitamos tener relaciones sexuales.

Es que la endorfina y oxitocina son dos de las hormonas que son segregadas durante y después del placer, las cuales nos ayudan a combatir dolores y malestares físicos ya que funcionan como un analgésicos. Pero esa es solo la punta del iceberg. A continuación, los síntomas de la necesidad:

Insomnio
La falta de sexo causa problemas para dormir y además provoca un descenso en la concentración, irritabilidad, fatiga, pérdida de reflejos y coordinación de movimientos como producto de un mal descanso.

Esto se debe a que durante el acto sexual se segrega oxitocina, una de las hormonas encargadas de aumentar la calidad del sueño. Por eso, la disminución de la frecuencia puede desencadenar esta problemática.

Migraña
Los neurólogos de la Universidad de Münster de Alemania realizaron un estudio en el que determinaron que la actividad sexual ayuda a eliminar el dolor de cabeza o las migrañas. Por eso, la falta de sexo puede favorecer este tipo de malestares.

Estrés
Los cambios de humor suelen ser uno de los indicadores más notorios. Altibajos en el carácter, aislamiento social y retraimiento suelen ser las señales más “obvias”. Lo cierto es que aquel que se encuentra experimentando esta etapa difícilmente puede notar que está atravesando este momento.

Todas estas sensaciones generan estrés a nivel físico y emocional. Sin embargo, con el correr de los días y meses es posible que las emociones de índole negativa tales como el pesimismo y la irritabilidad se hagan cada vez más presentes.

Falta de brillo en la piel
Durante el acto sexual los poros de la piel se abren y van liberando impurezas, facilitando la eliminación de toxinas a través del sudor. La circulación sanguínea se activa y de esa forma hay una mayor “limpieza” de adentro hacia afuera.

Aislamiento
Dejar de relacionarse con el sexo opuesto en la “cama” de manera repentina o paulatina puede ocasionar aislamiento social. Esto se debe a que hay una baja en la producción de endorfinas, una de las sustancias encargadas de mantener el buen humor.

En casos extremos el individuo puede comenzar a experimentar soledad, depresión o ansiedad.

Conducir por el lado izquierdo en Inglaterra

volante-derecha-696x421

Por esta curiosa razón:

Conducir por la izquierda es una norma exclusiva de Inglaterra o de países que fueron colonia inglesa y se remonta a la época medieval.

Para esos tiempos, la circulación a caballo se realizaba por la izquierda, para dejar la mano derecha del jinete libre.

También se dice que los cocheros, en la épocas medieval, en Inglaterra, llevaban un látigo en la mano derecha, y si no iban por el lado izquierdo, éste golpearía a los peatones.

Esta tradición se ha conservado desde que aparecieron los primeros vehículos motorizados.

En el resto de Europa se conduce por la derecha. De hecho, se dice que Napoleón Bonaparte -quien era zurdo- mandó una orden que proponía que en todos los países conquistados por él se debía circular por la derecha.

Inglaterra nunca fue conquistada por Bonaparte, por eso, siguió circulando por la izquierda.

11 Ejercicios De Fotografía Que Querrás Hacer En Este Nuevo Año

Cada nuevo año que entra nos hacemos listas interminables de propósitos. Somos muy de listas, de proponernos cosas aunque no siempre las cumplamos. Pasada ya la resaca de Fin de Año, te propongo un reto que puedas cumplir, una lista de ejercicios de fotografía no sólo para mejorar como fotógrafo, sino para disfrutar de tu mayor afición.

Te voy a proponer una lista, de aquí toma las ideas que más te gusten y las que te resulten más realistas. El objetivo de esta lista de ejercicios o propósitos es que la cumplas y que el cumplirla no se convierta en una obligación, sino en un disfrute. Que sea tu rincón de la calma, tu lista de deseos, no de obligaciones. Que estés deseando tener un rato libre para ver qué es lo que puedes hacer de esa lista.

Mi consejo es que te pases a tu libreta favorita o a un folio las ideas que quieras realizar, que la tengas a la vista y, a ser posible, que sea una lista agradable a tus ojos, aunque no te lo creas esto influye 😉 . Y ahora sí, vamos a ello.

 

1. Descubrir un nuevo autor
Quien dice descubrir un nuevo autor, dice ahondar en él, en su trabajo, en su forma de entender el mundo y en cómo lo plasma. Elige el que quieras, cómo lo encuentres es cosa tuya. La tarea que yo te sugiero es que conozcas parte de su biografía, de cómo comenzó, que estudies o analices su obra. Te sorprenderás de lo que puedes llegar a aprender o de cómo puede inspirarte.

2. Leer un libro de fotografía
Elige uno que te apetezca, no solo para aprender, sino para disfrutar leyendo, para llenarte de inspiración, para deleitarte con sus imágenes. Uno que estés deseando que acabe la jornada para hundirte en sus páginas. Ya sabrás (si no te lo cuento) que en el blog solemos hacer recomendaciones literarias. Echa un vistazo, seguro que encuentras uno a tu medida.

Puede que lo tuyo no sea leer, también hay fotolibros, que apenas tienen letras pero están repletos de fotografías maravillosas.

Si tuviera que decirte alguno, aunque son específicos en cuanto a temática, lo tengo claro, los más inspiradores que me he leído este año. Se trata de Inspiración+naturaleza de Marina Cano y Paisajes Naturales de Portfolio Natural. Y es que, en ambos casos, aunque no son las disciplinas que suelo practicar, me han resultado muy motivadores y con comentarios, consejos, reflexiones e inspiraciones que sirven para la fotografía en general. Ambos han sido para mí un chute de energía fotográfica, una gran dosis de inspiración.

3. Probar una disciplina diferente
Nos cuesta salir de nuestra zona de confort, es así. Y quedarte en ella no está mal si estás feliz, si has encontrado todo lo que necesitas en la vida, si por tus venas corre purpurina de lo happy-flower que estás, pero esto no suele ser lo habitual, ¿verdad?. Además, quedarnos mucho tiempo en el mismo sitio, por mucho que nos guste, puede acabar llevándonos al aburrimiento.

Otra razón por la que salir de esta zona de confort fotográfica es que, sobre todo al principio, cuando estás aprendiendo, no sabes qué es lo que te gusta realmente. No tienes ni idea de cuál es tu disciplina ideal, la que sacará lo mejor de ti.

Puede que empieces haciendo retratos y te guste, y te sientas bien con ello, pero igual te da por probar, por ejemplo, la fotografía macro y entonces te des cuenta de que has encontrado al amor de tu vida (fotográficamente hablando, por supuesto 😉 ). Por eso te recomiendo que eches un vistazo a estas 22 disciplinas fotográficas y que te decidas al menos por una, la que más te atraiga, sin miedo, que verás que para todas tenemos ayuda en el blog. Una vez que elijas una, dedícate un tiempo a probarla, experimentar con ella y ver qué tal congeniáis. Y quien dice una dice varias, depende del tiempo y las ganas que tengas.

Ahora bien, si ves que no disfrutas, que no es lo tuyo, prueba otra cosa, no alargues la agonía ¡que se trata de disfrutar!

4. Cambiar de focal
Y al hilo de salir de tu zona de confort, te pregunto… ¿qué focal sueles utilizar? ¿Siempre usas el mismo objetivo? ¿Tienes otra posibilidad?

Nos solemos acostumbrar a una focal, la que mejor se adapta a las fotos que hacemos, con la que más cómodos nos sentimos, etc. Hoy te propongo, fíjate que tienes todo un año por delante, a que un día, al menos un día, salgas sin esa focal. Que lleves una completamente diferente (si te es posible, claro). Descubrirás otra forma de hacer fotos.

5. Superarte con una fotografía que te cueste
Todos hemos tenido alguna vez esa fotografía que se nos resiste, el efecto sedoso, el barrido, la clave baja, un retrato robado, aves… Cada uno tendrá una espinita clavada diferente. Este año te puedes proponer el retomar ese ejercicio. Si ha pasado un tiempo, seguro que la práctica y lo que hayas aprendido en este periodo te servirán para ver una mejoría y comprobar que al final todo es cuestión de ensayar.

Después compara los resultados para que veas que realmente es así. Si no se te viene a la mente ninguna fotografía que quieras superar, simplemente realiza el ejercicio de la comparación. Busca algunas de tus primeras fotos y compáralas con tus fotos de ahora. Observa las diferencias, puedes incluso preguntar a algún amigo (si entiende del tema mejor y que te dé su opinión sobre una y otra, si ve diferencias, etc. ). Esto también servirá para ver cómo vas evolucionando. Será una inyección de motivación.

6. Darte un capricho fotográfico
¿Y por qué no? A veces nos cuesta darnos caprichos. Se los damos todos a nuestros hijos, nuestras parejas y, en muchos casos, nos olvidamos de nosotros mismos. Si tu mayor afición es la fotografía, por qué no hacerte un regalito. Si te lo haces tú seguro que aciertas. Además, hay opciones para todos los presupuestos

7. Autorretratarte
Sí, sí, has leído bien. Será un ejercicio fotográfico pero también personal. Para conocerte mejor, porque no vale con un vulgar selfie en el espejo del baño, no. Se trata de un autorretrato en condiciones, con tu cámara, planificado, en un entorno que hable de ti. Para hacerlo bien, te recomiendo que te leas este artículo. Si no tienes trípode no lo pongas como excusa, es la opción ideal, pero también puedes recurrir al ingenio y utilizar cualquier superficie firme, el suelo, una mesa, una silla, etc… Lo único que necesitas es a ti y a tu cámara.

8. Imprimir tu foto preferida
Si te dijera que imprimieses las fotos del último año probablemente te parecería más una tarea engorrosa que algo que tengas realmente ganas de hacer o que te motive de verdad.

Por eso te voy a proponer un ejercicio más sencillo pero efectivo. Imprime tu foto favorita del último año, o de las últimas que hayas hecho que no tengas impresa, por ejemplo. Y envíala a imprimir a un tamaño grande, más allá del 10×15 o del 13×18 que son los más típicos. El tamaño y el formato lo decides tú, porque igual tienes el sitio ideal para colgarla en tu casa, o la persona a la que regalársela. Ideas tienes un montón aquí.

Este ejercicio te ayudará porque tendrás que decidir qué foto imprimir, lo cual eso ya es un ejercicio de observación y aprendizaje y te servirá a la hora de ver tu foto impresa, cómo quedan los colores, la exposición, etc. Por eso te recomiendo que la lleves a un sitio de confianza y mejor si te la imprimen en papel profesional.

9. Visitar una exposición de fotografía
Sé que algunos lo tenéis complicado porque en el sitio donde vivís no suele haber exposiciones de fotografía. Sin embargo, estamos hablando del plazo de un año entero. Si haces una escapada puedes planificarla teniendo en cuenta esta opción, en tus vacaciones, a alguna ciudad cercana, aprovechar la visita que hagas a unos amigos o familiares, etc. Al menos inténtalo, la diferencia entre ver una exposición virtual como puede ser en Flickr, Instagram, 500px, etc., y contemplar una exposición física es abismal. Nada tiene que ver una experiencia con la otra. Al menos una vez en tu vida tienes que disfrutarlo.

Una vez allí, observa las fotos de forma individual y en conjunto. Las fotografías de una exposición están cuidadosamente seleccionadas, la disposición no es casual, la relación entre ellas, el formato, etc. Todo tiene una intención, estética y de mensaje. Dedícate un rato a observar estos detalles y a reflexionar sobre ellos. Sin duda es un gran ejercicio del que puedes aprender y disfrutar muchísimo.

10. Ponerte al día con los imprescindibles
Lo sé, como dicen en mi tierra, esto es barrer para casa. Pero es que no sé si sabes que este verano, para celebrar el día Mundial de la Fotografía, compartimos un artículo que recogía todos los artículos imprescindibles de Blog del Fotógrafo.

No te voy a pedir que los leas todos, que abras uno a uno y los vayas leyendo. No, no se trata de eso, sino de que lo tengas presente, de que le eches un vistazo y abras aquellos que realmente te interesen. Si estás empezando ahora en esto de la fotografía y andas buscando la luz (y no precisamente la del sol), has de saber que sí que te convendría ir leyéndolos poco a poco. Se trata de una forma de acceder al contenido básico de forma ordenada y con un sentido lógico.

Si ya presumes de algo de veteranía en este mundillo, te recomiendo que lo coloques en un lugar al que puedas acceder rápidamente, para cuando tengas una duda, poder recurrir a él. De momento echa un vistazo rápido, así podrás saber mejor para qué te puede servir.

11. Realizar un viaje o una escapada fotográfica
Sé que este no es un ejercicio que esté al alcance de todos. Pegarte una escapada fotográfica de esas que quitan el sentido, como dicen en mi tierra (otra vez mi tierra, me temo que hoy estoy nostálgica), no está al alcance de todos los bolsillos. Pero si lo está, propóntelo como tus vacaciones de este año. Ahora tienes tiempo de planificar tu viaje.

Ahora bien, si eres un común mortal como una servidora que lleva años ahorrando para igual, en otra vida ;P, poder hacer un viaje de estos, no te frustres. Estoy convencida de que a muy pocos kilómetros de tu casa hay lugares impresionantes esperándote. Como anécdota te contaré que leyendo este libro que reseñé (y del que te he hablado antes) me quedé maravillada con una fotografía. Mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí en el pie de página que estaba tomada en mi ciudad, en la que me vio nacer. Aquella a la que mis ojos están tan acostumbrados que no me parece nada fotografiable. Corrijo, no me parecía 😉 .

Está claro que a veces hay que cambiar la mirada, ver con otros ojos, recuperar la ingenuidad, como si fuera un lugar nuevo. Si no puedes hacer la escapada fuera, hazla dentro. En lugar de cargar con equipaje, descarga prejuicios de tu mochila ;).

Mi consejo es que vayas donde vayas, te acompañes de personas que compartan la misma afición que tú. O al menos, que tengan la paciencia de esperar lo que sea necesario para que tú hagas una foto. Recuerda que es una escapada fotográfica. Que se trata de disfrutar pero también de que puedas disfrutar de tu cámara como desees. Mejor escapar sin nadie más o muy cerquita de casa, que irte a la otra punta del mundo con alguien que se desespera cada vez que te paras a hacer una foto.

Un poquito de Historia entre Estados Unidos y Simón Bolívar

No hay descripción de la foto disponible.

1.- Bolívar llegaría a EEUU en 1807, donde acentuó su admiración por George Washington, a quien llamaba “El Néstor de la Libertad”.

Más tarde, cuando el caraqueño ya era conocido como “El Libertador”, la familia del primer Presidente de EE.UU. le hizo llegar, mediante el Gran Mariscal francés La Fayette, una hermosa medalla con retrato del héroe norteamericano.

2.- Para el año de 1815, en Texas, en un lugar tan distante de su tierra natal, ya existía un lugar que llevaba su nombre “Port Bolívar“.

La importancia de este hecho geográfico radica, por increíble que parezca, en Venezuela, su Patria que le debe a él su razón de existir, no honró su nombre hasta 1846, o sea, 16 años después de su muerte, cuando a solicitud de los habitantes de la antigua Angostura se adoptó el nombre de “Ciudad Bolívar”.

3.- La primera ciudad en la historia con el nombre de BOLÍVAR se fundó en Tennessee, cuyos habitantes le pusieron ese nombre al escuchar de la heroicidad del personaje sudamericano, al cual consideraban como la versión latinoamericana de George Washington.

Desde ese entonces, BOLÍVAR Missouri ha ido creciendo, convirtiéndose en la ciudad más grande con este nombre en los Estados Unidos y la que tiene más contacto con Venezuela. Desde hace más de cinco décadas, el gobierno venezolano le ha otorgado a la ciudad obsequios como dos estatuas de Simón Bolívar, la réplica de la espada del Libertador y la Orden del Libertador.

4.- En 1964 se lanza el Submarino Nuclear USS “Simón Bolívar”, fue un submarino balístico clase Benjamín Franklin propiedad de la Armada de los Estados Unidos de América. Ha sido la única nave de la armada de ese país en ser bautizada con el nombre de Simón Bolívar.

Cuando fueron consultados los congresistas por tan honrosa designación, el argumento fue unánime: El nombre “Bolívar” representaba: liderazgo, inteligencia, valentía, disciplina, sabiduría, e inmortalidad, como el poder de esa arma letal que cambiará el rumbo del planeta…

5.- Existen al menos 42 ciudades en honor al Libertador.

Para 1821 sólo en los Estados Unidos se contaban 15 localidades que llevaban el nombre “BOLÍVAR”:
– 2 Nueva York,
– 1 Alabama,
– 1 Georgia,
– 1 Indiana,
– 1 Louisiana,
– 1 Meryland,
– 1 Mississipi,
– 1 Missouri,
– 1 Ohio,
– 1 Pennsylvania,
– 1 Tennessee,
– 1 Texas,
– 1 Virginia, y
– Port Bolívar en el condado de Galveston, que desde 1815, fue el primer lugar geográfico que en usó el homónimo del Libertador…

6.- Una familia de militares estadounidenses, tienen como tradición colocarle el nombre de Simón Bolívar a sus miembros. Una tradición iniciada por la familia Buckner tiene el honor de bautizar sus hijos primogénitos con el nombre del prócer venezolano, desde Kentucky en el año 1823 y que aún se mantiene hasta el presente.

7.- Bolívar tiene al menos 84 secundarias con su nombre por todo el territorio estadounidense.

Simón Bolívar moriría solo y pobre un 17 de Diciembre de 1830, recibiendo la traición de los Santanderistas de su país, mientras el Presidente de los Estados Unidos, Andrew Jackson, ordena 13 cañonazos por diferentes buques de la Armada en su honor, Europa y los países americanos le rendían honores, el Gobierno de Venezuela se burló de su muerte, el pueblo venezolano se enteraría tres meses después en Febrero de 1831.

El oficial de más alto rango norteamericano que murió en la Segunda Guerra Mundial fue el General 3 estrellas Simón Bolívar Buckner, en la isla de Okinawa

Una sola moneda

 

No hay descripción de la foto disponible.

En el año 1956 EN TODO EL MUNDO, una sola moneda valía más que todas las otras… La moneda que tenía más valor en todo el mundo, ese año, era el bolívar.

En segundo lugar estaba el dólar estadounidense. ¡¡Imagínense los estadounidenses preferían tener bolívares y no dólares!!!

Así mismo, en ese momento Venezuela también era el primer productor mundial de petróleo y estaba entre los primeros cinco productores mundiales de hierro. Y hay más: En esos años del gobierno de Marcos Pérez Jiménez el Producto Interno Bruto de Venezuela se elevó un 60%… Por encima de Estados Unidos y Gran Bretaña. Para esos años la economía más pujante de América era la Venezolana.

Así mismo, la Organización Panamericana de la Salud determinó que el mejor sistema de salud en el continente americano (superando incluso a los Estados Unidos), era el de Venezuela.